Telefonica logo
  1. Home
  2. Aprende
  3. Entrena tu fuerza mental

Entrena tu fuerza mental

Rafa Nadal
· Tenista

Rafa Nadal, estamos ante uno de los mejores deportistas españoles de todos los tiempos. Su carrera es casi inabarcable, con 22 títulos de Grand Slam en su haber y 5 Copas Davis, entre otros muchos trofeos, es un referente para todos los deportistas españoles.

Pero, ¿qué hace a Rafa Nadal ser Rafa Nadal?, ¿qué tiene que le haga destacar por encima de sus rivales desde hace casi dos décadas? Quédate y descubre cómo gracias a su fortaleza mental, el deportista consigue no perder la concentración en cada partido, por muy cuesta arriba que este se ponga. Además, podrás descubrir cómo mejorar esta habilidad y poder aplicarla a tu día a día.

¿Qué es la fuerza mental?

La resiliencia y la capacidad de concentración de Rafa Nadal son dos aspectos claves que le han llevado a lograr grandes gestas, como su mítica remontada en la final del Open de Australia ante Medvedev.

Estos aspectos junto con otros muy importantes como puede ser el autoconocimiento conforman la fuerza mental. Una habilidad muy importante que puede ayudarnos a marcar la diferencia, a lograr resistir mejor situaciones adversas y lograr sobreponernos a ellas.

Fortaleza mental: ¿Se tiene o se entrena?

La capacidad mental puede resultar innata para muchas personas, sin embargo es un factor que habitualmente se construye con el tiempo. Para la mayoría de nosotros es un proceso que puede resultar más complejo o más sencillo en función de la psicología de cada uno, pero que reporta grandes beneficios.

Desarrollar fortaleza mental te va a ayudar a lidiar con el estrés, las inseguridades, y, de forma general, con todos los retos y obstáculos que puedas encontrar en tu día a día. ¿Te gustaría aprender cómo mejorar esta cualidad? Sigue leyendo porque te vamos a dar tips y consejos para que puedas mejorar este aspecto de tu personalidad de forma sencilla.

El esfuerzo siempre vale la pena. Aunque el resultado sea negativo

Consejos para entrenar tu fuerza mental

  • Libera tu mente de creencias limitantes.
    Es muy común que, ante determinadas situaciones, nos hagamos pequeños y pensemos que no estamos a la altura o no somos capaces, sin embargo, somos mucho más capaces de lo que creemos. Tratar de eliminar este ruido, estas voces negativas que te dicen que no puedes, es un aspecto fundamental de la fortaleza mental.
  • No gastes energía en aspectos que no puedes controlar.
    La fortaleza mental radica precisamente en ello, del mismo modo que hace Rafa, debemos centrarnos en la situación actual, en cómo encontrar la mejor solución y dejar de lado todos aquellos aspectos que no podemos controlar.
  • Piensa en todos los avances que ya has logrado.
    Es común que cuando una situación nos supera caer en el desánimo y por consiguiente bajar los brazos. Es en estos momentos donde la fortaleza mental cobra más importancia que nunca. Debes ser capaz de echar la vista atrás y valorar los logros que has sido capaz de conseguir, superando situaciones igual de complicadas e incluso peores.
  • Aprende a identificar tus emociones.
    La inteligencia emocional es, en esencia, el factor más importante. Identificar correctamente todas las emociones y sentimientos que tenemos cuando las cosas se ponen complicadas es la base para lograr desarrollar fuerza mental. Debemos saber de dónde partimos y a qué punto queremos llegar.

Fuerza mental en el deporte

Pero, ¿y qué hay del deporte? Cuando pensamos en un deportista de élite, somos capaces de ver y admirar su técnica, su actitud incansable y, por supuesto, los resultados que le han llevado a estar donde está. Pero a menudo solemos pasar por alto otro de los ingredientes de su éxito: la fortaleza mental.

La fortaleza mental en el deporte es de gran importancia ya que implica la capacidad de gestionar tus pensamientos, acciones y emociones, independientemente de otros factores como puede ser la autoexigencia, el estrés, el resultado, o el hecho de tener al público a favor o en contra. Con esta fortaleza jugando a tu favor, el campo de juego se vuelve menos exigente y las competiciones, algo más sencillas.

Como hemos podido ver, la energía en la cancha, el equipo técnico de Rafa Nadal, y su preparación han sido factores clave para la consecución de sus trofeos, pero la fortaleza mental, resiliencia y capacidad de concentración, le han hecho marcar la diferencia en un deporte tan exigente a nivel mental como el tenis.

Este control mental del juego no solo es aplicable al tenis, si bien es cierto que los deportes individuales son más exigentes a nivel mental, entrenar la capacidad mental puede resultar muy beneficioso en todo tipo de deportes, incluidos los colectivos.

Cómo tener fortaleza mental para tu día a día

La fuerza mental es una herramienta de gran utilidad para deportistas como Carolina Marín y Javier Gómez Noya, pero como te podrás imaginar, la gestión de emociones y pensamientos es un factor fundamental para nuestro día a día.

Del mismo modo que Rafa Nadal tiene que lidiar con la autoexigencia, el estrés y situaciones difíciles durante un partido, en tu día a día también tienes que hacer frente a situaciones adversas, tanto en el ámbito laboral como en el ámbito personal. Y es aquí donde la fuerza mental puede ser una gran aliada.

A continuación te vamos a dar algunos tips que te van a servir de gran ayuda para superar todas estas situaciones complicadas que todos hacemos frente en nuestro día a día:

  • Analiza la situación con perspectiva para tomar la mejor decisión. Visualizar tus objetivos y centrarte en ellos te ayudará a conseguirlo.
  • Mantén una actitud positiva. La autocrítica puede llegar a ser beneficiosa, pero siempre en su justa medida. Relativiza tus errores, aléjate de los pensamientos negativos y trátate a ti mismo con respeto.
  • Tu pasado es tu mejor maestro. El fracaso y la frustración forman parte del proceso, pero no debemos quedarnos atrapados en esos pensamientos, sino usarlos a nuestro favor para aprender de ellos y alcanzar nuestra mejor versión.

Con estas claves podrás entrenar tu mente hasta alcanzar tu mejor versión. Pero no olvides que lograr una buena fortaleza mental lleva su tiempo y, como todo proceso, su evolución no es lineal. Disfruta del camino, sé consciente de todo lo que has conseguido hasta ahora y permítete relajarte y desconectar cuando lo necesites.

Transcripción

00:05 Presentadora Bienvenidos a Mejor Conectados un podcast de Telefónica con el que inspirarse, aprender y mejorar. Estamos convencidos de que cuando conectamos somos capaces de hacer cosas increíbles. Yo soy Gema Escudero y es un placer para mí dar la bienvenida a nuestro invitado de hoy, Rafa Nadal.

00:25 Rafa Nadal Hola a todos, es un placer acompañaros.

00:28 Presentadora Muchas gracias a ti, Rafa por estar aquí. Creo que realmente quedan pocas personas, ya no solo a nivel nacional, sino a nivel mundial que no te conozcan. Pero antes de empezar, para contextualizar un poco, déjame que cuente que han sido 21 Grand Slam conquistados, 13 Roland Garros, 2 Wimbledon, 2 Open de Australia y 4 de Estados Unidos. Éstos son títulos que te sitúan como el mejor tenista de todos los tiempos. Eres un profesional que ha demostrado sus valores personales y deportivos, en todas las pistas en las que has jugado y éstas son enseñanzas que ahora, gracias a tu Academia, puedes compartir con decenas de jóvenes que quieren seguir tus pasos. Y precisamente en la Academia supongo que también se enseña que cuando un deportista alcanza un gran nivel técnico, lo que marca la diferencia es la fuerza mental y la resiliencia. ¿Es realmente esto así? Rafa

01:27 Rafa Nadal Bueno, creo que aunque la gente piense que llegados a cierto nivel, sobre todo dentro de deportistas profesionales de primer nivel, la diferencia principal quizás sea la fuerza mental. Yo diría que a nivel romántico ojalá pudiera decir que esto es así, directamente, no, pero, pero, pero estaría mintiendo, no porque no. No, no creo que sea la única diferencia. No creo que al fin y al cabo el que tiene más capacidad técnica, el que está mejor preparado, en mi caso tenísticamente hablando creo que sus posibilidades aumentan ¿no? y aunque las diferencias sean pocas, las sigue habiendo y las sigue habiendo, tanto a nivel técnico como a nivel físico, como a nivel mental es evidente que el tenis es un deporte que se deciden muchos partidos por pequeños detalles y que el que está mejor preparado mentalmente, pues normalmente tiene más opciones de aguantar mejor los momentos de presión, de jugar mejor los puntos importantes de sobreponerse a las situaciones adversas. Pero no es menos cierto que el que ha trabajado bien durante toda su vida y el que ha hecho el camino adecuado para llegar al profesionalismo con la mejor preparación posible en todos los sentidos, pues a la hora de jugar, esos momentos decisivos que marcan la carrera de cada uno, pues tiene mucho de más, muchas más opciones de llegar al objetivo final, no que al final el deporte, pues es conseguir la victoria, ¿no? O sea que, la fuerza mental es decisiva, pero en ningún caso nos podemos olvidar de la preparación, en todos los sentidos, más allá de la fuerza mental.

03:43 Presentadora Igual que la técnica o el físico se trabajan con una metodología, para el aspecto mental, ¿también hay herramientas o es más fruto de la experiencia?

03:51 Rafa Nadal Bueno, al final la carrera de uno pues se prepara desde casi, casi desde el primer día que uno, que un salta una pista de tenis ¿no?, creo que es vital tener las personas adecuadas al lado desde el comienzo, ¿no? A nivel técnico y también a nivel mental. Al final, la educación que uno recibe de pequeño creo que es determinante a la hora de poder analizar el porqué de según qué tipo de comportamientos o de reacciones ya sean positivas o sean negativas en determinadas situaciones, bajo, bajo presión, con lo cual la preparación en todos, en el sentido más amplio de la palabra, pues para mí comienza desde que eres muy pequeñito, ¿no? Quizás desde antes que uno pueda empezar a desarrollar su actividad deportiva, ¿no? Creo que los valores básicos y principales que a uno le… que a uno le inculcan en su casa, quizás antes de que uno pueda empezar a desarrollar su actividad deportiva, pues van a tener un impacto muy importante en lo que se refiere a la carrera personal de cada uno. Y la preparación mental se hace desde… o se trabaja desde el día a día, al final se trabaja desde cada día ir a entrenar con un objetivo claro de mejorar, desde un objetivo claro de no quejarse, de aceptar que las cosas no vayan a salir bien cada día, de controlar la frustración en cada momento y de mirar siempre hacia adelante con ilusión, esperanza y aunque haya momentos complicados, que los hay, sin ninguna duda porque al final el que te diga que hay que estar siempre positivo, bueno, siempre positivo, no se puede estar porque al final somos todos humanos y hay momentos más complicados y es imposible estar siempre positivo, pero sí que mantener una actitud adecuada a la hora de encarar esos esos momentos que son menos buenos y si uno está preparado y educado para enfrentarse a todos esos momentos, pues la reacción tiene muchísimas más posibilidades que la reacción sea la adecuada para conseguir el objetivo final.

06:32 Presentadora Durante los partidos para favorecer la concentración hay jugadores que se apoyan en gestos, pensamientos, en hábitos. ¿Tú también haces esto?

06:41 Rafa Nadal Bueno, al final en los momentos de máxima presión creo que todos tenemos nuestras rutinas en nuestra forma de encarar esos momentos determinantes. Y, al fin y al cabo también, pues el haber vivido esos momentos en el pasado te ayudan a poder encararlos de nuevo con ciertas garantías. Pero al final hay que volver a lo mismo, ¿no? Uno tiene que tener el autocontrol suficiente como para poder tomar las decisiones adecuadas en el momento que uno las necesita. Al final si uno, pues no tiene el control de uno mismo, si uno se frustra cuando hay errores, si a uno se le suben más las pulsaciones de la cuenta porque no controla los nervios pues es mucho más difícil que la respuesta sea la correcta en el momento clave, ¿no? Con lo cual para mí es vital tener una una capacidad de autocontrol necesaria como para tomar las decisiones adecuadas en los momentos que uno las tiene que tomar. Yo personalmente pues creo que he sido educado para tener un autocontrol, sobre todo dentro de la pista, creo que fuera ya es otra cosa, creo que también lo tengo, pero sobre todo dentro de la pista, pues estar preparado para controlar mis emociones. Claro que tengo nervios. Claro que hay momentos en que las controlo mejor, las controlo peor, pero de alguna manera pues mantener la cabeza fría como para analizar las cosas con una perspectiva adecuada y yo, pues, en los momentos decisivos lo que intento es primero de todo, pues tener la cabeza fría para hacer lo que creo que tengo que hacer y ejecutar el golpe, que creo que tengo, que tengo que ejecutar, después puedo equivocarme, pero al menos tener la determinación de saber qué es lo que tengo que hacer después, el acierto o no acierto, a veces aciertas, a veces no aciertas pero, la toma de decisión creo que es algo en lo que uno no se puede equivocar y yo intento pues, de alguna manera, tener la cabeza fría en los momentos adecuados para tomar las decisiones adecuadas. Hay veces que salen bien, hay veces que salen mal, pero ya es un tema técnico y a nivel de decisión normalmente no suelo cometer muchos errores.

09:27 Presentadora A veces controlar los pensamientos positivos es más difícil que controlar los pensamientos negativos. La idea de “tengo el partido ganado” puede jugar en tu contra. ¿Cómo lidias con esto?

09:39 Rafa Nadal Yo en mi caso no tengo ese problema de tener más miedo de los pensamientos positivos de los negativos, por una razón muy simple. Porque siempre cuando estoy compitiendo, pues estoy en estado de alerta, es decir, diría que casi nunca he perdido un partido por exceso de confianza, ¿no? Creo que siempre, en todo momento, he respetado al rival, lo primero, y también el deporte en sí y en ese sentido uno sabe cuando está dentro de una pista, cualquier cosa puede suceder, desde una lesión, desde que el rival se ponga a jugar muy bien, desde que tú cometas algunos errores y en el tenis las cosas cambian de una manera drástica en cuestión de pocos minutos, ¿no? Con lo cual uno tiene que estar preparado para aceptar todo, todo, todo tipo de pensamientos por eso, repito, para mí es totalmente decisivo controlar la frustración y más en un deporte como el nuestro, que pasas de estar con pelota de partido o el partido prácticamente ganado en un momento dado y 5 minutos después pues tienes el partido prácticamente perdido, ¿no? Con lo cual, tolerar todo ese proceso te permite, pues seguir generándote opciones para conseguir el objetivo final y en ese sentido, pues a lo que estábamos hablando, pues el controlar los pensamientos positivos, siempre hay más presión a la hora de ganar qué más miedo a la hora de perder, con lo cual, normalmente, cuando uno saca para el partido está más nervioso que cuando uno está restando para no perder el partido porque al final ya lo ve prácticamente perdido eso de alguna manera, mentalmente te libera y te hace pues, jugar con más libertad. Mientras que uno cuando está a punto de ganar el partido pues sabe que está muy cerca del objetivo final y eso genera una tensión añadida y unos nervios que se lo genera a todo el mundo y el que te diga lo contrario, pues… o no le importa o miente, ¿no? Esta es la realidad. Por mucha experiencia que uno tenga o por muy bueno que uno sea ¿no? Y a partir de ahí, uno tiene que encontrar los mecanismos adecuados para hacer las cosas que uno tiene más controladas en los momentos que uno está más nervioso, desde mi punto de vista.

12:16 Presentadora ¿Crees que esta misma filosofía se puede aplicar en lo extradeportivo?

12:21 Rafa Nadal Bueno, en la vida misma normalmente las decisiones o la toma de decisiones no necesariamente son de una manera tan rápida, ¿no? Con lo cual, uno normalmente a la hora de tomar decisiones en la vida tiene un poquito más de tiempo para meditarlas bien y para escoger bien el camino que uno considere que es el mejor para uno mismo. Al final, el deporte de la vida no, no es muy distinto, ¿no? Aunque en el deporte las cosas suceden a una velocidad, normalmente mucho más alta que en la vida, pero, pero el patrón diría que es el mismo, ¿no? Y claro que en la vida tenemos golpes, tenemos decepciones, tenemos momentos de alegría. Creo que esun poco lo mismo de siempre, ¿no? Al final yo no digo que no se haya de celebrar los buenos momentos, claro que sí, pero a mi forma de entender la vida o como al menos como yo la vivo es mantener, o intentar al menos, mantener un estado emocional más o menos coherente y diría que regular, es decir, no tener picos de mucha alegría o de creerte la bomba y picos de creerte el peor del mundo, ¿no? Y eso en el deporte, o al menos en mi deporte, es decisivo porque al final en nuestro deporte pierdes cada semana y eso hace que uno se pueda quedar destrozado pero tiene que volver a competir la semana siguiente y en la vida es lo mismo, ¿no? Hay momentos que parece que bueno que en el trabajo las cosas no van bien, que no encuentras una solución, que no encuentras, a veces, la motivación por diferentes razones y bueno, es momento creo que de no hundirse, al final es mirar las cosas en perspectiva, no mirar solo el aquí y ahora, analizar un poco de dónde vengo, hacia dónde quiero ir a partir de ahí, pues intentar tomar decisiones adecuadas para conseguir mi objetivo final y si mi objetivo final es a X meses vista o a X días vista o a X años vista, ¿no? Al final cada uno tenemos nuestros objetivos y cada uno tenemos que marcar nuestros tiempos para conseguirlos, ¿no? y tenemos que hacer las cosas que realmente nos ayudan a ser más felices o al menos esta es mi forma de verlo y la forma en la que yo intento hacer las cosas también fuera de lo que es el mundo del deporte.

15:04 Presentadora Una de las cosas que la gente admira de ti es la resiliencia, tu capacidad para adaptarte a situaciones adversas y superarlas. ¿Cómo lo consigues?

15:15 Rafa Nadal Al final es un tema de aceptar las cosas como vienen y al final uno no, no, no, no… En esta vida no, no, las cosas se pueden planificar o uno puede tener una idea de cómo le gustaría que fueran las cosas, pero después lo que realmente sucede puede ser una historia muy diferente, ¿no? Y al final uno tiene que tener la capacidad de adaptarse a vivir con lo que hay y es encontrar la solución al problema que se vaya presentando, ¿no? Y seguir siendo feliz de esta manera y disfrutar yo creo del proceso de búsqueda de la solución. Al final en nuestro deporte, pues uno tiene un plan de juego y resulta que el rival pues te sorprende por otro lado, pues tengo que tener la habilidad de cambiar en mi plan inicial y ser lo suficientemente flexible para que esto no me cueste un mundo, el tener la capacidad de cambiar lo que era mi idea inicial, yo creo que la vida es lo mismo, al final uno tiene la idea de que eso va a ser de una manera, pero bueno. Sucede cualquier cosa en la vida y ese plan pues, se te desaparece así de rápido y uno tiene que tener al menos esta es mi forma de verlo la capacidad de encontrar otro otro camino, otra solución, enfrentarse a ese cambio y adaptarme a lo que pueda venir.

16:57 Presentadora La final del Open de Australia contra Medvédev es un ejemplo de esa capacidad. En función del juegos del rival, cambiar el tuyo, adaptarte y revertir la situación.

17:07 Rafa Nadal Bueno, el partido contra Medvédev no deja de ser un partido de tenis, al final lo que pasa es que es un partido importante y es una final que empieza de una manera muy mala, al final mi plan, no era perder 6-2 el primer set, con lo cual mi plan era jugar bien lo que pasa es que de momento, cuando empieza el partido, pues por nervios, porque el rival es mejor por lo que sea, pues juego mal y el otro se está sintiendo muy cómodo, ¿no? Pero bueno, al final es… volvemos un poquito a la reflexión inicial, si empieza 6-2 y uno está frustrado y obcecado en las cosas que están funcionando mal, en vez de estar enfocado en las cosas que tengo que cambiar para intentar que salgan bien pues el resultado va a seguir siendo el mismo, esta es la situación que nos vamos a encontrar, con lo cual si uno quiere cambiar el resultado, uno tiene que cambiar la forma de jugar y en ese sentido lo que yo intento hacer siempre es intentar buscar soluciones y en ese sentido pues ya desde el primer set intento buscar soluciones, simplemente que no estoy capacitado en aquel momento por una serie de circunstancias como para cambiar la dinámica del partido. Después, poco a poco, pues uno va buscando, va probando y poquito a poco, pues va encontrando el camino hacia… hacia uno, estar mejor y cómo hacer que el rival pues se sienta un pelín peor, ¿no? Y eso se consigue dentro del partido, mucho antes de que el partido empiece a ir de la manera que me gustaría, pero antes ya hay síntomas de que las cosas van a mejor. Después se pierde el segundo set de una manera dura, ninguna duda, por el desarrollo del set y así que es… otra vez la reorganización mental de aceptar que a priori, pues yo no estoy preparado para jugar un partido de 5 horas, que perder los dos primeros sets, a priori por mi preparación, que es muy escasa, es una hecatombe, que las opciones de ganar son muy pocas. Bueno, con todo ese discurso uno tiene que convivir y ese es un discurso o una vocecita dentro de ti que es una realidad y uno no puede obviar la realidad. Eso es lo que está sucediendo y la realidad es esta y las posibilidades de ganar son muy pocas, cierto, y que las cosas han ido de la peor manera posible, cierto también porque al final perder los dos primeros sets en la situación que yo me encuentro en aquel momento, pues esto es lo que está sucediendo y a partir de aquí pues tenemos dos opciones, o pensar de una manera negativa, de pensar, bueno todo ha salido mal, me voy y pierdo en 3 sets. O, bueno, vamos a mantenernos aquí y mi pensamiento en aquel momento es, vamos a seguir peleando. He estado en la otra parte de la ecuación, otras veces, aquí en Australia, he perdido varias finales cuando parecía que todo estaba de mi lado, como con Wawrinka en 2014, que me lesioné la espalda, como con Djokovic, que aunque hubo muchas alternativas, estaba 4-2 en el quinto, 30-15 y un pase muy fácil como contra Federer, que estaba también break arriba en el quinto set. Bueno, pues en aquel momento hay dos opciones, o tener el pensamiento negativo y saber que simplemente dejas pasar el tiempo y te vas a casa con un muy buen resultado en una final o de alguna manera, pues mi pensamiento fue bueno, muchas otras veces las cosas me han ido mal estando en una situación muy favorable a ver si esta vez es la vez que las cosas suceden al revés pero ese es un discurso interno que yo tengo, pero para que eso haya la mínima remota posibilidad de que suceda, pues tengo que hacer un trabajo mental y tenístico punto tras punto para intentar llegar a que eso pueda ser una realidad. Y bueno, ese es mi, yo creo que que mi éxito, el no dejarme ir… el buscar en todo momento la solución y también el de alguna manera, disfrutar ese proceso de superación, ese proceso de decir, bueno, las cosas están muy difíciles. Pero bueno, vamos a ver hasta donde también aguanta al rival o al menos vamos a exigirle el máximo para que te gane, ¿no? No vamos a ponerle las cosas fáciles, ¿no? Y aunque se pierda el partido, os aseguro una cosa pero es mi forma de entender el deporte, que aunque se pierda el partido, si yo tengo ese pensamiento me voy a casa, pues satisfecho, y si yo tengo el pensamiento de bueno, he llegado a la final y estoy contento, pierdo 6 a 0… me dejó ir, ¿vale? Yo habré hecho muy buen resultado, estoy en la final pero te aseguro que me vuelvo a casa con una sensación de vacío importante y eso es algo para mí, determinante, que es la satisfacción personal.

22:34 Presentadora Cuando perdías por dos sets a cero, en televisión se mostró tu probabilidad de victoria, que era de un 4%. A pesar de eso, los que te seguimos confiábamos en que podías ganar, ¿tú también lo creías? Pensabas… ¿puedo remontar?

22:49 Rafa Nadal Bueno, al final, en ese momento donde aunque sí que salió en la tele eso de los porcentajes, que eran 96% para él y 4% para mí en algún momento del partido no recuerdo cuál exactamente. Bueno, yo evidentemente no sé estos porcentajes en la vida no nos lo ponen gracias a Dios, si no te hundes ¿no? Pero al final yo no pienso tanto, ¿no? Yo lo único que sé es que la situación está muy muy complicada y esta es la realidad y no pienso en vale voy perdiendo 2-8-0, voy a remontar, ¿no? La verdad es que en aquel momento pienso, bueno esto está casi imposible, pero eso no me lleva a dejarme ir… esa, esa es el kit de la cuestión que al final el porcentaje era un 4%, pues sí, ese era el porcentaje real porque al final eso es lo que dictaminan los porcentajes de las máquinas que es la realidad de la situación. Pero eso no me lleva a mí a decir, vale, pues he perdido, no, yo sigo y lo intentó y de alguna manera disfruto del proceso de intentarlo aún a sabiendas que lo normal es que las cosas vayan mal al final. Pero al final a mí me gusta jugar a tenis y me gusta hacer lo que hago y me gusta luchar, claro, al final no, no, no le veo el sentido al deporte, sino es intentar dar lo mejor de uno mismo en cada momento, que si no cualquier deporte en sí, sin esa pasión, sin esa intención de superarse a uno mismo, pues para mí pierde todo el sentido, con lo cual mi forma de entender el deporte es… Vamos a intentar dar el máximo aún sabiendo que el resultado vaya a ser malo y esa es la forma de que yo encaro los momentos malos. Bueno, el resultado va a ser malo, voy a terminar perdiendo, vale, pero al menos hasta el final yo voy a intentar dar lo mejor de mí y disfrutar.

25:03 Presentadora Centrarse en lo que está sucediendo en el momento presente sin que nada te distraiga, ¿es fundamental para un deportista?

25:10 Rafa Nadal En el tenis, al final el aquí y ahora, es todo, todo el rato, porque al final esta es la realidad. Bueno, hay muchas veces que bueno, gana un partido 6-2, 6-2 y bueno, ha sido muy fácil el partido, ¿vale? De resultados, sí pero, ¿y si no hubieras hecho el break en aquel momento clave que es el 1-1? Pues a lo mejor para mucha gente no considera que el 1-1 pelota de break es un momento clave. Pero si no haces el break, tú no sabes cómo responde el rival porque al final, en aquel momento tú haces el break, tú mentalmente das un paso adelante muy grande. El rival da un paso hacia atrás pero ¿y si no me haces el break y se pone 2-1 él? Bueno, el partido sigue y mentalmente el sale reforzado. Tú, tú sigues igual, pues los partidos cambian de manera drástica depende de los momentos en los que uno es capaz de aprovechar según qué tipo de oportunidades ¿o no? Y la realidad es que, el aquí y ahora en el tenis, a mi modo de entender, es todo el rato, porque al final siempre cuando se terminan los partidos y te vas a robar de prensa, te preguntan, bueno, aquel punto del 5-4, tal, bueno, sí, pero es que hasta el 5-4 también hemos jugado 40 puntos Y sí, en aquel momento era clave, pero es que a lo mejor la pifiada es haber llegado a ese punto que ya cualquier cosa puede pasar. No he aprovechado las oportunidades en el 1-1, en el 2-2 o he salvado las oportunidades del rival en el 1-1 1-2 que me ha permitido poder llegar a jugar aquel punto bien, con lo cual el tenis es un deporte de repetición, un deporte de estar centrado desde la primera bola hasta la última por la forma en que se juega nuestro deporte y también por la forma en la que el deporte están montado a nivel de contar los puntos, ¿no? Y esas son la realidad. Y por algo pues hay gente aparte de la superioridad técnica de algunos, a otros por algún motivo hay jugadores que son capaces de tener una regularidad muy grande dentro de su carrera deportiva y otros pues son más intermitentes, ¿no? Porque al final tienen la capacidad de vivir el aquí y ahora, siempre. No estar viviendo el aquí y el ahora, solo cuando las cosas van bien y al final los mejores jugadores normalmente viven el aquí y ahora, cuando las cosas van bien, cuando las cosas van normal, cuando las cosas van mal o cuando las cosas van muy mal, con lo cual se siguen generando oportunidades, sea cual sea la situación personal de cada uno o el estado de forma.

27:58 Presentadora Para conseguir ese estado de alerta del que hablabas a ti que te caracteriza, ¿sueles recurrir a alguna rutina o alguna técnica?

28:06 Rafa Nadal Yo, yo creo que el que el estado de alerta no viene de de cara… o propiciado por la rutina. Yo creo que la rutina es otra historia, ¿no? Las rutinas te ayudan yo creo que a estar centrado al 100% en lo que estás haciendo, es decir, cuando haces las rutinas o en este caso yo, cuando hago las rutinas que no es que me guste hacerlas pero, pero sé que cuando hago eso, pues estoy totalmente focalizado en lo que estoy haciendo, ¿no? Y no hay nada que me distraiga porque cuando estoy haciendo las rutinas no estoy haciendo otra cosa, estoy simplemente pensando en lo que tengo que hacer en aquel momento, en el siguiente punto. Para mí el estado éste de alerta y el aquí y ahora es una preparación desde pequeño de que he tenido a mi tío al lado en todo momento que me hacía entrenar en estado de alerta permanente, que me hacía entrenar con máxima intensidad y bajo presión muchas veces y gracias a ello pues… pues quizás vivo en ese permanente estado de alerta, ¿no? Que yo diría que en un 90% de los casos es bueno y en el otro 10% de los casos no es tan bueno porque al final no todo es perfecto en esta vida, ¿no? El estar alerta creo que te hace ganar muchísimos partidos pero, también te hace no creerte tan bueno o generarte más dudas porque al final siempre tienes tanto respeto por los rivales y por todo el mundo que también te generas unas dudas, con lo cual, de todo hay que tener una visión clara, ¿no? No es perfecto, pero creo que es la mejor.

29:51 Presentadora ¿Y si se aplicase al día a día?

29:53 Rafa Nadal No creo que en la vida el estado de alerta continuado sea tan beneficioso, ¿no? Al final depende de lo que tú estés haciendo. Al final, si estás tomando el sol o de vacaciones no tengas ningún estado de alerta, ¿no? porque al final lo que tienes que hacer es tener tranquilidad y ser capaz de aislarte un poquito de todas las otras cosas, ¿no? Y en ese sentido, pues creo que uno tiene que tener la capacidad de poder vivir cada momento con el estado emocional adecuado, ¿no? Si estás en un proyecto decisivo muy importante en tu vida que lo tienes que sacar adelante y que tu motivación personal y tu futuro a ello, pues sí que tienes que estar en este estado de alerta, ¿no? Yo creo que normalmente en todas las cosas que realmente te importan en la vida, tienes esa alerta, ¿no? Porque al final todas las cosas que a uno le importan, normalmente le preocupan, ¿no? No, no, si uno no tiene esa sensación personal de preocupación, de dudas, de nervios pues probablemente es porque no le importe tanto lo que está haciendo.

31:11 Presentadora Cuando estás en la pista, tú estás solo frente al rival, pero en las gradas y desde casa te siguen millones de personas que ponen muchas expectativas en ti. ¿Cómo afecta esta presión? Y en cuanto a exigencias, ¿cuál dirías que es mayor? ¿la que tú te impones o la externa?

31:30 Rafa Nadal Al final cómo generar las expectativas que pueda tener la gente sobre mí… ¿A ver, yo no juego solo para mí, no te voy a engañar, ¿no? Al final a mí me gusta mucho lo que hago, pero, pero cuando veo a tanta gente que me anima o me sigue alrededor del mundo, pues claro que de alguna manera, también juego para para ellos, ¿no? porque al final uno siente una responsabilidad, pero no hay ninguna duda que la autoexigencia que tengo sobre mi mismo, normalmente es superior a la exigencia que me puedan generar las personas externas, ¿no? Y normalmente como siempre tiene una autoexigencia muy alta, no me ha generado un extra de presión, ni de inquietud las expectativas que pueden tener desde fuera sobre sobre mí y aparte de ello, hay otra cosa. Cuando uno hace todo lo que puede, no está obligado a más y yo lo único que he tenido claro siempre en la vida es esforzarme al máximo. Yo creo que lo único que se le puede exigir a uno es esforzarse al máximo nivel y tener un buen comportamiento. A partir de allí se gana, se pierde, uno es mejor que otro. Y es parte de la vida y uno tiene que aceptarlo, con lo cual yo lo que me exijo siempre es tener un buen comportamiento, esforzarme y estar ahí hasta el final. Las cosas van bien, fantástico, las cosas van mal, pues te quedas triste por un tiempo pero uno sabe que ha hecho todo lo que ha podido si el otro ha sido mejor, pues, le felicitas y a lo siguiente, trabajar para para intentar la próxima vez ser mejor.

33:32 Presentadora ¿Se vive diferente cuando juegas en La Selección con compañeros?

33:36 Rafa Nadal Cuando juegas en equipos es un pelín diferente. Lo único que pasa es que en ese caso yo tampoco, como he dicho, ¿no? Yo tampoco siento que juegue solo para mí durante todo el año, ¿no? Con lo cual cuando juegos en equipos si que directamente tienes un poquito más la responsabilidad de que no solo juegas para ti, sino que juegas para el éxito conjunto. Pero no deja de que el deporte nuestro siga siendo un deporte individual. Con lo cual, cuando tú estás jugando en la pista, aunque tu resultado ayude o… ayude a ganar o ayude a perder al equipo, estás jugando tú, o sea que uno tiene que tener la capacidad de alguna manera de aislarse y de apoyarse también en ellos, ¿no? Lo único que entiendo de una manera totalitaria en ese sentido es que cuando uno juega solo por uno mismo pues mira, si uno no se quiere esforzar, vale, pero cuando ya uno, hay otros que dependen de ti pues ya sí que eso sí que no, no se puede tolerar, ¿no? Uno, tiene que esforzarse al máximo si no lo haces por ti mismo, hazlo por los demás que sí, que se están esforzando al máximo para conseguir el objetivo que todos quieren, ¿no? Pero bueno, en mi caso creo que es un caso un pelín especial. Al final yo creo que durante toda mi carrera he tenido la exigencia diaria y semanalmente de al menos intentar ganar siempre. O sea que el hecho de jugar en equipo no, me genera nada más que la misma sensación.

35:11 Presentadora Respecto a los momentos de gran dificultad como puede ser una lesión, ¿qué haces para sobrellevarlos?

35:17 Rafa Nadal Yo lo que intento siempre es en los momentos malos, pues mirar las cosas un poquito en perspectiva, digo, bueno, si, me toca, me toca ahora tener un momento malo, estoy lesionado, no puedo hacer lo que lo que me gustaría hacer. Bueno, mi rivales están ahí ganando los torneos que yo no puedo ni competir. Bueno, es lo que hay, hay que esforzarse día a día para volver. Lo primero bien y lo segundo cuanto antes. Pero, cuando estoy en esos momentos que realmente son difíciles de… y quizás algunos momentos frustrantes mentalmente, sobre todo cuando trabajas, trabajas y no ves una evolución a nivel de recuperación de lesión, pues normalmente intento siempre mirar, todo, es decir, todo lo que ha pasado en mi carrera, todos los momentos buenos que he tenido y al final dices, vale, me toca ahora estar así, pero he conseguido muchísimo más de lo que hubiera soñado o imaginado jamás. O sea, que lo único que puedo hacer es estar agradecido a la vida por todas las cosas buenas que me han pasado y que me pasan diariamente, ¿no? Y ahora me toca estar así. Pues bueno, pues ahora toca estar así, ¿no? Y ya vendrán tiempos mejores y para que vengan tiempo mejores, pues no queda más remedio que aunque uno hay algún momento que esté de bajón, que esté negativo, pues irse a trabajar y al final yo me voy al gimnasio cuando estoy lesionado cada día o a la rehabilitación cada día, pues que no me apetece. Muchas veces esta es la realidad, pero uno sí que tiene el sentido de la responsabilidad de decir para volver a vivir o al menos para intentar volver a vivir según qué tipo de momentos positivos, pues tengo que pasar por todos esos momentos negativos ahora mismo, con lo cual siempre es lo que a uno le genere esa recompensa y se resume de la misma manera que es que, aunque al final la recompensa no se traduzca en títulos o en éxitos pero sí que la recompensa, al menos de haber hecho todas las cosas de la manera adecuada para recuperarte bien para generarte otra opción, pues te genera otra vez lo que para mí es más importante, es la satisfacción personal de saber que he hecho lo que tocaba para que las cosas fueran bien, y si después no van bien pues te quedas con esa tranquilidad.

37:58 Presentadora Algo en lo que siempre incides es en el entorno, en la importancia de permanecer junto a los tuyos, junto a quienes te ayudan a crecer profesional y personalmente.

38:08 Rafa Nadal Tanto en los momentos buenos como en los momentos malos las personas que tienen al lado te ayudan definitivamente a tomar según qué tipo de decisiones o también a vivir las cosas de una manera o de otra, ¿no? Con lo cual para mí es muy importante tener gente de confianza al lado, lo primero es gente que tú estés convencido que estas personas quieran lo mejor para ti. Y otra cosa muy importante para mí es dejarse ayudar, que a veces en nuestro deporte es difícil porque el que se tiene que dejar ayudar es el que paga. En ese caso sí, es una forma de drástica de decirlo, pero esta es la realidad de nuestro deporte, ¿no? Al final en deportes de equipo uno tiene un entrenador que es el club que contrata al entrenador y el jugador también está pagado con el club y el entrenador es el jefe, nuestro deporte… soy yo, el que pago al entrenador, el que pagó al preparador físico, el que pagó al fisioterapeuta, con lo cual al final tú de alguna manera en de lo que se entiende, lo que es una empresa o un equipo, tú eres el jefe y si tú no haces sentir a todas estas personas que tienes a tu alrededor, que tienen la libertad de poderte decir las cosas con total libertad, sean cuales sean, malas, buenas, regulares, horribles, sin que corren riesgo su puesto de trabajo entonces, no te estás dejando ayudar. Esta es esta es la realidad y para mí en eso en eso se reduce lo que es realmente, tener un equipo adecuado al lado, lo que pasa es que de la manera en que está montado nuestro deporte si tú no tienes la humildad como para querer escuchar las cosas que no te gusten tanto pues entonces es difícil que sigas por el buen camino, porque estamos en lo mismo, si las personas que te tienen que decir las cosas, tiene miedo de perder su empleo porque te digan cosas que a ti no te gusta escuchar, pues entonces empezamos ya de una manera muy errónea, ¿no? Y yo creo que por eso mismo pues creo que todos los que trabajan conmigo, sin excepción no han sentido nunca ese peligro de perder su empleo en ningún momento de su vida, ¿no? y por ello, pues tengo prácticamente el mismo equipo desde que empecé, creo que todos se sienten confiados en decirme las cosas que crean que me tienen que decir en cada momento y por ello creo que vivo las cosas de una manera sosegada, tranquila y aceptando tanto los momentos buenos como los malos de una manera, pues mucho más acorde a lo que es la vida misma.

41:23 Presentadora Al ver a otros tenistas haciendo lo contrario, manifestando esa rabia, rompiendo raquetas, dando pelotazos. ¿Los entiendes?

41:32 Rafa Nadal No, no, sí, sí que lo entiendo perfectamente, ¿no? Al final, cuando veo a otros compañeros que tienen una forma de entender la vida totalmente diferente pues lo entiendo perfectamente porque, y no os creáis que yo hay veces que no tengo ganas de reventar la raqueta en 10 trozos, pues sí, pues claro que hay veces que cuando las cosas no van bien pues claro que estoy frustrado, lo que pasa es que es al final, es la capacidad de autocontrol y de tolerar la frustración. Si uno se permite, pues hacer según qué tipo de cosas empiezas por un por algo pequeño y terminas que todo es normal, ¿sabes? Y cualquier barbaridad se convierte en en una práctica habitual de nuestro día a día, con lo cual, pues las personas que yo he tenido al lado durante toda mi vida, mis padres, mi tío, pues al comienzo de mi carrera deportiva no me hubieran permitido en ningún momento tener ningún tipo de actitud negativa en la pista o gritar o romper raquetas. Porque ya no voy a jugar al siguiente torneo, esta es la realidad y desde hace muchos años, pues soy yo el que el que no me dejo a mí mismo según… tener según qué tipo de comportamientos ¿no? Y lo que hacen algunos compañeros, pues lo respeto. Evidentemente no me gusta, creo que no, no queda al menos a mí, no me gusta verlo, pero entiendo que cada uno expresa sus emociones de una manera distinta, -¿no? Y todo es respetable en esta vida y todo son gustos, ¿no? Y cada uno tiene que poder tolerar y entender el punto de vista de otro aunque sea diferente a lo que a uno le gusta, con lo cual para mí ningún problema. Otra cosa es cómo reaccionan los organismos principales a la hora de multar o qué tipo de sanción se les impone a según qué tipo de comportamientos.

43:50 Presentadora ¿Con qué te quedas de tu pasado como jugador?

43:52 Rafa Nadal Ha habido muchos pasados, ha habido muchas épocas, muchos años, ¿no? He vivido muchos momentos, muchos buenos, pero también malos. Al final todo ha sido uno proceso y en mi caso particular, pues durante casi toda mi carrera ha sido una batalla contínua por mantenerme, porque al final yo, desgraciadamente he convivido con muchísimos problemas físicos, ¿no? Y con limitaciones la mayor parte de mi carrera a la hora de poder entrenarme de la manera que me hubiera gustado la mayoría de las veces, con lo cual, si me preguntas cómo lo recuerdo, pues recuerdo muchos momentos increíbles, pero también es verdad que por culpa de eso, pues el estado de alerta del que hemos estado hablando en ese caso, yo no solo he tenido el estado de alerta en los partidos y en según qué momentos de los partidos, sino que he tenido que tener el estado de alerta permanente, ¿no? En en mi día a día, ¿no? al final puedo hacer eso, no puedo hacer eso, me conviene hacer esto, no me conviene hacer esto para que mi carrera deportiva, pues pueda seguir adelante, ¿no? Y bueno, mentalmente es un esfuerzo adicional y cansado, no te voy… no te voy a engañar en ese sentido, porque vivir la mayor parte de mi vida con dolor, pues es, es… no, no es agradable. Pero siempre la recompensa ha sido tan grande que me ha valido la pena vivir de esta manera y pasar por todos esos momentos complicados, porque al final creo que por culpa o gracias a todos estos momentos difíciles creo que he tenido la capacidad de valorar, disfrutar todos los momentos especialmente buenos que he tenido en mi carrera, ¿no? Si uno no tiene momentos complicados, quizás las victorias y las cosas que uno consigue se pueden llegar a convertir, casi en rutinarias, ¿no? Y uno se puede, de alguna manera, a veces hay gente cansar, ganar también cansa en ese sentido, ¿no? Con lo cual, uno puede dejar de valorar todas esas cosas buenas que a uno le están sucediendo, ¿no? y creo que la parte mala es que he tenido o convivo con dolor permanente muchas veces, pero la parte buena es que gracias a ello pues tengo la capacidad de valorar muchísimo más todos los momentos y todas las cosas buenas que me suceden, ¿no? porque muchas veces son inesperadas y al final desde el esfuerzo, desde el trabajo, desde la perseverancia en ese sentido ¿no? diaria, pues se llegan a conseguir cosas que realmente para mí y para muchas personas que tengo al lado que ven mi día a día real, pues parecían imposibles.

47:12 Presentadora ¿Tú crees que parte de esa recompensa es la reacción que provocas en la gente?

47:16 Rafa Nadal Bueno, al final tener el cariño del público y el apoyo pues son dos cosas. Uno la satisfacción personal de saber que cuando eso ocurre es porque estás haciendo las cosas bien, tanto a nivel humano, que creo que es mucho más importante, y a nivel profesional con lo cual, cuando uno consigue que el público, pues este con uno mismo normalmente es la combinación de ambas cosas, ¿no? Y sin ninguna duda, jugar y sentir el cariño de la gente pues ayuda y ayuda en los momentos difíciles a seguir hacia adelante porque al final, es energía positiva, es emociones inolvidables y sinceramente, ¿no? Salir a una pista verla llena y ver la gente alegre o emocionada por venir a verte jugar es una sensación difícil de describir, pero muy especial.

48:20 Presentadora Si en lugar de quedarte en tu hogar te hubieses ido alejándote de los que te han rodeado. ¿Qué crees que habría cambiado?

48:27 Rafa Nadal No te lo puedo, no te puedo confirmar lo que hubiera sido de mí si hubiera ido a vivir a otro lugar, me hubiera alejado de Manacor. Quizás de lo que no me hubiera podido alejar es de, es de mi gente, ¿no? Al final, por algún motivo he elegido siempre quedarme aquí cerca de las personas que realmente quiero, del lugar donde me hace feliz y siempre teniéndola en mi cabeza que hay veces que según qué decisiones te pueden salir muy caras y no solo a nivel de dinero, sino a nivel de felicidad y en ese sentido, pues yo he priorizado durante toda mi vida, pues el estar bien, el estar feliz y valorar que ya soy una persona súper afortunada que tengo mucho más de lo que hubiera podido imaginar jamás y mucho más de lo que lo que necesito y a partir de ahí, pues priorizo, pues, el bienestar y el estar en contacto en permanente contacto con mis amigos de toda la vida, con mi familia, bueno, con las cosas que realmente son importantes en la vida, entiendo yo ¿no? Y yo creo que eso me ha dado una estabilidad necesaria como para poder a estas alturas seguir jugando a tenis.

49:54 Presentadora A los seguidores de Mejor Conectados. ¿Qué mensaje les mandas?

49:58 Rafa Nadal A mí, para no alargarme, para mí es siempre vale la pena para mí el esfuerzo siempre vale la pena. Este es el mensaje que dejaría más allá del resultado final, aunque el resultado final sea negativo, el esfuerzo siempre vale la pena porque en el camino siempre habrás aprendido cosas. Y sobre todo, cuando haya terminado, vas a tener para mí lo más importante que es la satisfacción personal de haber hecho todo lo que ha estado en tus manos para que las cosas salieran de la mejor manera posible. Con lo cual, cuando eso es una realidad y consigues eso, el resultado final deja de ser tan tan importante.

50:39 Presentadora Resiliencia, entereza, sosiego, son algunos de los muchos valores que encarnas dentro y fuera de la pista. Creo que no es fácil y sin embargo, tú lo has conseguido, alcanzar la cima sin olvidar tu lugar de partida, ni a aquellos que te han acompañado, igual que has sabido dejarte aconsejar o aplaudir la pasión de tus seguidores, también has demostrado humildad al aceptar buenos momentos y malos como experiencias de vida con las que crecer, aprender, o compartir. Muchas gracias por acompañarnos, Rafa.

51:13 Rafa Nadal Bueno, muchísimas gracias, encantado y nada, la verdad que ha sido un verdadero placer compartir este ratito con vosotros.

51:21 Presentadora Igualmente, Rafa. Descubre estas y otras historias en podcasts y Síguenos en Spotify, Podimo, Apple podcasts, Google Podcasts, Ivoox y en mejorconectados.com. Mejor Conectados es una iniciativa de Telefónica.

Contenido relacionado
La sociedad de la nieve
Daniel, Eduardo y Nando