Mejor conectados.

Tu configuración de cookies no permite la visualización de este contenido.

Theresa Zabell: Cómo fomentar la concienciación ambiental

Fundación Ecomar: La importancia de la conciencia ambiental


En marzo de 1999, con el impulso de la campeona olímpica Theresa Zabell, nació la Fundación Ecomar. Este proyecto se creó con un objetivo claro: el cuidado de los mares y océanos usando los valores del deporte y poniendo el foco sobre los más jóvenes.

Y es que las actividades de educación medioambiental de la Fundación Ecomar están pensadas para los más pequeños, momento en el que se pone la base de la concienciación ambiental, haciéndoles parte de la solución. Así, desde la infancia, comienzan a ser embajadores de valores que tienen como objetivo cuidar nuestro planeta, nuestra única casa.

Con la concienciación de los más jóvenes a través del deporte y otras actividades, como talleres en los que aprenden la importancia del cuidado del medioambiente, chicos y chicas tienen una primera toma de contacto con valores medioambientales, trabajando con ellos tanto en el cuidado personal a través de una vida saludable, como haciéndoles partícipes en lo importante que es el cuidado de nuestros mares y playas.

Así, trabajando en la importancia de la concienciación ambiental, Theresa Zabell ha querido devolver al mar todo lo que le ha dado a lo largo de su carrera deportiva.

Actividades medioambientales y educación infantil

La primera vez que Theresa Zabell se dio cuenta de que en el mar había contaminación tenía once años, un momento de la vida en la que nos hacemos muchas preguntas. Tras más de dos décadas de actividad de la Fundación Ecomar, casi dos millones de niños de alrededor 4.000 colegios de toda España, han participado en alguna actividad de educación ambiental de la Fundación Ecomar.

Los más pequeños son los mejores embajadores de la Fundación Ecomar. Sumergidos en la conciencia ambiental a través de diversas actividades que una vez llegan a la vida adulta siguen compartiendo valores y consejos de la fundación presidida por Theresa Zabell, conscientes desde niños de que ahora forman parte de la solución y no del problema. Un mensaje que ahora transmiten a sus hijos.

Algunos de los talleres de concienciación ambiental de la Fundación Ecomar, que sirven para involucrar a los más jóvenes en el cuidado y protección de los océanos, tienen una larga trayectoria. Educación ambiental para niños a través de programas como el Programa Grímpola Ecomar o los Cuadernos de Bitácora. Limpieza de costas, Talleres Azules sobre el problema de los residuos y la importancia del reciclaje… son otras de las actividades que tienen como objetivo enseñar a los más pequeños la importancia del respeto al medio marino.

Educación ambiental para niños a través de programas infantiles

Consejos útiles de sostenibilidad medioambiental

Theresa Zabell, a través de la Fundación Ecomar, tiene como misión que la sociedad tenga cada vez más conciencia ambiental. Esto se logra a través de pequeños gestos en nuestro día. Reciclar separando envases y basura orgánica, recoger la basura que generamos cuando vamos a la playa, no arrojar residuos al mar, siempre teniendo en cuenta a los más pequeños de la casa para que aprendan la importancia de cuidar mares y océanos, nuestro planeta.

La presidenta de la Fundación Ecomar nos da una serie de consejos de educación ambiental para nuestro día a día, empezando por la cesta del supermercado. Haciendo una compra inteligente se puede evitar el exceso de residuos plásticos innecesarios, como el embalaje de frutas y verduras.

Dentro de sus propuestas para mejorar el medioambiente y la reducción de residuos, Theresa Zabell pone el foco sobre los envases de un solo uso, como las botellas de agua. Una forma de evitar que este tipo de recipientes acaben en el mar es “cerrando el grifo”, llevando nuestra propia botella reutilizable de acero o vidrio de agua. Un pequeño gesto que puede evitar que acaben en nuestras costas toneladas de residuos innecesarios.

Familia, escuela, organizaciones como Fundación Ecomar ponen las bases en esa concienciación ambiental, a través de campañas y actividades medioambientales que sirven para involucrar a niños y niñas en esas tareas cotidianas que nos permiten reducir el número de residuos y evitar que terminen en nuestras costas.

Valores ecológicos y de sostenibilidad ambiental que podemos enseñar a los más pequeños y poner en práctica nosotros mismos como adultos responsables.