Mejor conectados.

Tu configuración de cookies no permite la visualización de este contenido.

La música tiene el poder de transformar vidas, inspirar y cambiar el mundo

Gustavo Dudamel es el director de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles y de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, además de ser ganador de un Grammy, uno de los directores más reconocidos del mundo y uno de los primeros latinoamericanos al frente de una gran ópera europea.

El amor de Gustavo Dudamel con la música empieza desde niño. Proveniente de una familia de músicos, su relación con ella siempre fue muy natural, nunca se sintió presionado por parte de su familia para perseguir y sobresalir en su talento y esa libertad provocó, según él, una naturalidad en la acción de poder conectar con los integrantes de las grandes orquestas de categoría mundial.

Para Dudamel lo esencial es querer compartir y disfrutar la música. Eso le ha permitido crear relaciones y conexiones “maravillosas”. Otra de las ideas interesantes es su manera de ver la dirección de una orquesta: no es una únicamente una cuestión de mover los brazos, o de marcar el tiempo sino que contempla un aspecto filosófico y psicológico: el de liderar un grupo donde cada quien tiene su realidad y se une para poder crear una realidad mayor. Su labor, según explica, es la de conectar todas esas energías, todos esos pensamientos para crear una armonía única.

“Si el mundo funcionase más como una orquesta habría más entendimiento, más armonía, no todos tenemos que estar de acuerdo para llegar a un acuerdo”.

Gustavo Dudamel

Cuéntanos. ¿Cuál ha sido ese logro increíble que has conseguido conectando con otros? Comparte tu historia en Twitter con #MejorConectados y podrás ganar premios increíbles y formar parte de nuestras historias inspiradoras.

Cuéntanos tu historia