Telefonica logo
  1. Home
  2. Aprende
  3. Crear una identidad digital sana…

Crear una identidad digital sana en redes

Margarita Álvarez

· Escritora

Nuestra invitada de hoy es una de las 50 mujeres más poderosas de España. Y ahora que ya tenemos tu atención, te vamos a hablar de ella: Margarita Álvarez, la mujer cuyo objetivo es promover y estudiar la felicidad en el ser humano.

Es autora del libro «Deconstruyendo la Felicidad» y ya son muchos años los que lleva estudiando e investigando la relación entre el cerebro, las emociones y la felicidad del ser humano. Hoy, viene a hablarnos de cómo combatir la infelicidad que a menudo produce el mundo digital a través de la construcción de una buena identidad digital. También hablaremos de cómo están relacionadas las redes sociales y la autoestima y la diferencia entre la alegría y la felicidad en la vida de las personas. 

¿Qué es la identidad digital?

Si buscamos en Internet «Identidad digital definición» lo que encontraremos es que la identidad digital es lo que nos identifica en el entorno online, aquello que corresponde a nosotros y todo el material que se puede encontrar en la red sobre nuestra persona. 


Como indica Margarita Álvarez, a la pregunta de qué es la identidad digital no solo responden nuestros datos personales que se alojan en Internet, sino también todos los comentarios, fotos y publicaciones que subimos a las redes sociales. Es decir, todas aquellas acciones que realicemos de forma online conllevarán la percepción que se construyen sobre nosotros las personas que acceden a ello en Internet.

¿Cómo se construye una identidad digital sana?

Las redes sociales son escaparates donde el usuario decide hasta dónde exponerse. Margarita Álvarez nos cuenta que una mala gestión de ellas nos puede llevar a un estado de infelicidad constante; creamos una identidad digital que nos puede perjudicar en muchos aspectos y afectar a nuestra salud digital.

A menudo, vemos jóvenes y no tan jóvenes con baja autoestima, estrés, ansiedad, incluso depresión, debido a la relación tóxica que mantienen con las redes sociales. Lo que, en mayor o menor medida, repercute en la salud digital. 

El mal uso de filtros faciales o el uso constante de ellos, provoca que la sociedad ya no se conforme con su realidad y tenga una frustración permanente por poder hacer real lo que en el mundo digital sí tiene. Hablamos de belleza, estatus, influencia y una alta atención que, en muchas ocasiones, no es verídica y nos puede llevar a esa infelicidad crónica por no poder alcanzar un estándar imposible.

Según Margarita Álvarez, la clave para combatir esa infelicidad está en crear una identidad digital positiva, mostrándose en las redes sociales de una forma natural y auténtica y compartiendo tanto momentos buenos, como malos; vivencias reales con las que conectar con el público de una forma real. Así es como se construye la identidad digital sana.

Sin embargo, existen peligros en el entorno digital que debemos conocer y afectan a nuestra identidad digital de forma directa. Suelen afectar en mayor medida a las personas con mayor dependencia digital y hacen una exposición más alta de sus vidas en este entorno. 

Se trata de la suplantación de identidad digital. Este delito consiste en robar datos relevantes de carácter privado o contenido audiovisual de personas para después tratar de chantajear a la víctima, acceder a sus cuentas bancarias o, incluso, hacerse pasar por esta persona en redes sociales.

Es bastante frecuente y afecta emocional y psicológicamente a las víctimas, ya que se sienten totalmente indefensas como en un robo físico ya que su vida puede ser expuesta sin su consentimiento, entre otros problemas.

¿Es lo mismo alegría y felicidad? Estas son sus diferencias.

Uno de los errores más comunes que solemos cometer, tanto en el mundo digital como en la vida real, es referirnos a la alegría como sinónimo de felicidad y viceversa. Normalmente, esto se debe a que ambos conceptos los relacionamos con momentos o cuestiones positivas, por lo que es fácil pensar que estar alegre y estar feliz es lo mismo.

No obstante, como nos explica Margarita Álvarez, alegría y felicidad no tienen el mismo significado. Cuando hablamos de alegría, nos referimos a una emoción producida por un momento determinado en el que vemos o sentimos algo. En cambio, cuando nos referimos a la felicidad, hablamos de un estado que es producido por la consecución de una o varias emociones, como puede ser la alegría. 

Estos conceptos están, en muchas ocasiones, ligados a nuestra identidad digital y existe una relación directa entre redes sociales y autoestima. Muchas personas se esfuerzan por mostrarlos como únicos en su día a día pero el espectro emocional de las personas va mucho más allá y nos refuerzan y nos completan otro tipo de emociones que son totalmente válidas en nuestro día a día como la frustración o la tristeza. 

Otro factor diferenciador entre la alegría y la felicidad es la duración de cada una de ellas. Mientras la alegría es una emoción pasajera, la felicidad puede llegar a ser permanentemente, siempre y cuando la persona pueda mantener ese estado de felicidad a través de una actitud positiva, incluso viviendo momentos y situaciones malas.
Por último, Margarita Álvarez destaca que la alegría y la felicidad se manifiestan de forma diferente. Es normal ver la alegría como una emoción que se expresa de forma eufórica, que ocurre de forma inesperada, mientras que la felicidad se manifiesta más desde la seguridad, la tranquilidad y la serenidad con la vida.

Identidad digital y felicidad, estas son las claves

Vivimos en un mundo hiperconectado gracias a las redes sociales, donde la felicidad que se proyecta está totalmente desvirtuada. Vidas idílicas, cánones de belleza exigentes e irreales son una constante en redes sociales.

Sin embargo, como bien nos explica nuestra invitada Margarita Álvarez, la felicidad no es eso. La felicidad es la suma de pequeños componentes básicos que, además, si somos conscientes de ellos, podemos trabajar y desarrollar. Es decir, podemos aprender a ser felices.

Para Margarita Álvarez, el foco está en crear una identidad digital positiva en la que se incluyan estos cinco componentes para alcanzar ese estado de felicidad:

Valorar las pequeñas cosas

Son los pequeños momentos del día a día los que realmente son la clave:

  • Valorar lo que tienes hoy
  • Alegrarse por cada pequeño triunfo
  • Disfrutar del camino
  • Vivir el presente

Laura Baena, creadora e impulsora del proyecto ‘Club de Malasmadres’ también nos habla en su entrevista de cómo encontrar la felicidad en las pequeñas cosas para conectar con la maternidad.

Dar un significado a tu vida

Margarita Álvarez, nos propone buscar un propósito, una meta, un objetivo como camino a darle un significado a la vida. Descubrir tus dones y talentos y desarrollarlos será un factor clave para conseguirlo.

Mejorar tus relaciones sociales

Nuestra invitada insiste en cuidar de aquellas personas que vamos encontrándonos por el camino, ya que estas personas no solo pueden ayudarte a vivir una vida más feliz y plena, sino que también pueden ayudarte a superar adversidades. En el caso de las relaciones en el mundo digital, Margarita insta a comunicarnos a través de una identidad digital sana, donde compartamos de forma natural y auténtica.

Adaptarse a los cambios

La vida en sí misma es un conjunto de cambios constante. Así, Margarita Álvarez nos explica que una de las bases de la felicidad es el principio de adaptabilidad.

Valorar todo lo que has logrado

Transcripción

00:05 Presentadora Bienvenidos a Mejor Conectados, un podcast de Telefónica con el que inspirarse, aprender y mejorar. Estamos convencidos de que cuando conectamos, somos capaces de hacer cosas increíbles. Soy Gema Escudero y hoy tengo la suerte de dar la bienvenida a Margarita Álvarez. ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

00:25 Margarita Álvarez Pues encantada. Encantada de estar aquí, de este ratito de charla.

00:27 Presentadora Una persona con una idea vital y laboral muy clara: “conseguir que la felicidad sea considerado un tema relevante en todos los ámbitos de la vida”. Con esta filosofía, ha llegado a ser la presidenta del Instituto Coca-Cola de la Felicidad y responsable de Marketing y Comunicación de Adecco. Y también con esta filosofía, ha desarrollado sus proyectos personales como escritora y conferenciante y creadora del Observatorio de Innovación en el Empleo y la Educación. Margarita, ¿podrías definirte en un tweet?

01:00 Margarita Álvarez Pues mira, yo diría que soy una persona que el año que viene está a punto o que está a punto de cumplir la mayoría de edad. 18 años casi investigando y aprendiendo sobre la felicidad e intentando que sea un tema considerado como algo serio por instituciones, por organizaciones y por las personas en general.

01:18 Presentadora ¿Qué es para ti la felicidad?

01:20 Margarita Álvarez Yo creo que la felicidad… de hecho colecciono definiciones de felicidad. He oído definiciones de todo tipo. Pero para mí tiene que tener tres componentes esenciales. El primero de ellos es valorar las pequeñas cosas, el disfrutar de las pequeñas y los pequeños momentos del día a día. El segundo es casi lo opuesto, que es el tener un sentido, un significado de vida. Y el tercero son las relaciones sociales. Los seres humanos somos relaciones, somos seres sociales, y esas relaciones con otros son absolutamente fundamentales.

01:51 Presentadora ¿Tú eres feliz?

01:52 Margarita Álvarez Yo soy razonablemente feliz.

01:55 Presentadora ¿Crees que la búsqueda de esa felicidad debería ser una meta importante para todos?

02:00 Margarita Álvarez Bueno, yo es que no es que crea que debe ser importante, es que Aristóteles ya decía que es el objetivo prioritario del ser humano. Y es cierto, el ser humano siempre ha buscado esa sensación de plenitud, esa sensación de serenidad, de paz interior, de satisfacción con la vida. Y es una emoción, un sentimiento o una… o un estado muy importante.

02:20 Presentadora ¿Es posible aprender a ser feliz o se trata de algo más innato?

02:25 Margarita Álvarez Pues mira, hay varias teorías al respecto. Hay una tesis que a día de hoy es la más aceptada que es de Sonja Lyubomirsky. Sonja lo que dice es que el 50% de nuestra genética está predeterminada, nuestra felicidad está genéticamente predeterminada, es decir, que en nuestros genes ya viene marcado ese 50%. El 10% de la felicidad viene de las circunstancias que vivimos. Y un 40% de cómo afrontamos lo que nos ocurre. Y es verdad que se puede trabajar. Es decir, si hay algo que sabemos es que nuestro cerebro tiene cierto sesgo negativo. Los pensamientos negativos son más comunes y muy cotidianos. De hecho están estandarizados a nivel mundial, las emociones negativas son más frecuentes y más intensas y nuestra memoria a corto plazo recuerda más los eventos negativos que los positivos. Cuando decimos que se puede trabajar, lo que se trabaja es eso. Lo que se trabaja es en entender el cerebro, las emociones, conocerse a uno mismo para saber cuando tu cerebro te está jugando una mala pasada.

03:24 Presentadora Pero hay situaciones dolorosas que, inevitablemente, nos hacen infelices. Y por ese contraste también sabemos qué es la felicidad. Entonces, ¿para poder ser feliz es necesario aceptar el dolor?

03:36 Margarita Álvarez Es que cometemos un error enorme y es confundir la felicidad con la alegría. Cuando confundimos la felicidad con la alegría, llegamos a esta teoría de la positividad, de que siempre tienes que estar bien y eso es una confusión enorme porque la felicidad es compatible con la tristeza, con los momentos difíciles de la vida, con los momentos de duelo, con la frustración, con la ira. Y eso hay que tenerlo en cuenta porque muchas veces nos frustramos pensando que esto de la felicidad va, que siempre tienes que estar bien, que esto es un estado en el que entras y ya está, ya eres feliz, con lo cual siempre tienes que estar bien. Y es muy importante entender que no, que la felicidad tiene más que ver con esa paz interior, con esa serenidad, con la vida.

04:29 Presentadora “La felicidad es subjetiva y surge por comparación”. Esta es una frase que tú sueles decir. ¿Nos explicarías a qué te refieres con ella?

04:38 Margarita Álvarez Pues mira, en la felicidad hay dos principios que afectan y que es importante conocer. El primero de ellos es el principio de adaptabilidad. El principio de adaptabilidad lo que hace es que los seres humanos, cuando vienen circunstancias negativas, cuando vienen eventos negativos, nos adaptamos relativamente de una manera relativamente fácil. Pero lo que ocurre es que también nos adaptamos a los eventos positivos, a las circunstancias positivas. Y eso lo que hace es que cuando conseguimos algo, cuando conseguimos algo, incluso si llevamos mucho tiempo persiguiéndolo, nos adaptamos a ello, dejamos de disfrutarlo y nos produce insatisfacción porque enseguida vamos a por lo siguiente. Por eso es tan importante valorar, celebrar, parar un segundo y asegurarte de que valoras lo que tienes o lo que has conseguido. Y el segundo principio importante es el de comparación. Nuestra felicidad no es objetiva, es tremendamente subjetiva, pero además funciona por comparación. Entonces nos comparamos con nuestro grupo, nos comparamos constantemente con nuestro entorno y cuando nos comparamos ese comparativo a veces nos frustra o a veces es bueno, pero en redes sociales nos perjudica casi siempre por lo que hablábamos antes, porque las redes sociales son un escaparate, son una máquina de marketing. Y cuando nuestros adolescentes se comparan con actores, con actrices, con cantantes, con personas, con celebrities, con personas famosas, les produce mucho daño en esa autoestima, porque su felicidad se forja en base a ese comparativo y resta mucho.

06:04 Presentadora Al final, somos una sociedad tecnológica, y recibimos multitud de estímulos a través de nuestras pantallas ¿Cómo crees que nos afecta esta realidad?

06:13 Margarita Álvarez Mira, yo creo que la tecnología es un elemento neutro. Es una herramienta, la tecnología ni suma ni resta. Lo que suma o resta es cómo la utilizamos. Ha habido muchísimos estudios para intentar analizar cómo esa tecnología digital está aportando o no al ser humano. Y generalizar es muy difícil. La tecnología nos ha aportado muchas cosas, la tecnología nos ha aportado incluso conexiones humanas. Pero es verdad que luego hay que definir y hay que diferenciar de qué tecnología estamos hablando, o cuando hablamos de redes sociales, de qué red social estamos hablando y, sobre todo, para qué la utilizamos y cómo la utilizamos. Yo creo que ahí es donde está el secreto. Pero la tecnología nos ha abierto puertas que no hubiéramos pensado nunca. La tecnología nos ha permitido estudiar en lugares remotos donde no podríamos ir de otra manera, conectar con gente que teníamos a miles de kilómetros de distancia, recuperar a personas del pasado. Entonces, el considerar la tecnología como buena o mala es un error, porque al final es una herramienta. Lo bueno o malo es el uso que nosotros hacemos de esa herramienta.

07:13 Presentadora Una herramienta que hay que saber usar tecnológicamente, pero también de forma emocional, porque puede provocar adicciones o problemas de ansiedad.

07:21 Margarita Álvarez Es que de hecho trabajamos mucho con adolescentes y con jóvenes para intentar entender cómo les está afectando. Y es cierto que cuando lo utilizamos mal o cuando no sabemos utilizarlo, afecta no solo a la autoestima, es que genera grandes, grandes índices de ansiedad por muchos motivos, porque las redes sociales te generan una presión brutal en cuanto al reconocimiento del grupo, en cuanto a cuántos likes tienes, a una publicación, cuántos seguidores tienes. La popularidad se mide ahora en redes sociales y eso genera una ansiedad brutal. Pero además hay un componente importante que se está dando ahora, que antes no se daba, que es que como tú, la red social la vives tan cercana. Tú estás viendo a tus amigos, estás viendo a gente más lejana, pero luego ves a cantantes, ves actores y actrices, ves a gente famosa que te sigue pareciendo que es gente muy cercana y te comparas con ellos. Y ahí es donde se está generando mucho daño, porque claro, son vidas diferentes, son dimensiones distintas, son vidas que reflejan la parte que tienen que reflejar con muchísimo marketing detrás. Y cuando no tienes ese filtro de saber diferenciar que tú no te puedes comparar con determinadas, con determinados perfiles, pues ahí te hace mucho daño. En esa autoestima.

08:35 Presentadora “Confundimos felicidad con alegría”, decías antes ¿Los jóvenes pueden confundir felicidad con euforia?

08:42 Margarita Álvarez Con euforia y con placer. Se confunde muy a menudo. Les hemos… les estamos enseñando un mundo muy de la inmediatez, muy del placer inmediato, muy de la recompensa inmediata. Y eso genera una dependencia brutal. Las redes sociales son chutes de dopamina constante y cuando llegan a la vida real, esos chutes no los tienes. Entonces, genera una distorsión importante en lo que es la realidad y la vida virtual, y es importante en eso, sensibilizar y educarles.

09:09 Presentadora ¿Es ahí donde está el problema, entonces?, ¿en los móviles, redes sociales…?

09:13 Margarita Álvarez Bueno, yo creo que el gran problema es que hemos conseguido crear una pequeña caja tonta que llevas en la mano y hemos creado una herramienta que en principio era de… bueno… podría haber sido utilizada para otras cosas, pero ahora es entretenimiento puro y duro, que no está mal. El entretenimiento no es malo. El problema es que cuando tú miras las horas al día que estamos conectados a un entretenimiento sin contenido, a un entretenimiento sin más, tienes que ser consciente de que eso no te está aportando nada. Por eso digo que hay una parte muy importante de formación, de educación, de saber, porque al final las redes sociales son herramientas de adicción. Eso es lo que buscan. Lo que busca una red social ni siquiera es de entretenerte. Lo que quiere es tenerte enganchado el mayor número, el mayor número de minutos posibles o de horas posibles. Y eso es una herramienta brutal. Entonces, lo que tenemos que ser conscientes es… Oye, me estoy enganchando, me estoy enganchando. Y este tiempo es tiempo vacío ojo, es tiempo vacío. Entonces, el ser consciente de eso es lo que te ayuda a ti a manejarte en esas redes sociales. Por eso decía antes que esto es un tema de educación y de formación.

10:17 Presentadora Las apariencias, o lo que ahora denominamos “postureo”, ¿crees que es algo creado por las redes o es inherente al ser humano?

10:26 Margarita Álvarez Mira, el otro día estaba en un congreso y había un médico, médico estético, que comentaba que lo que antiguamente era que llegaba alguien con una foto de una actriz o de un actor famoso y decía quiero que me pongas esta nariz, quiero que me pongas estos labios, quiero que me pongas… Ahora lo que hacen los jóvenes es ir con su propia foto, pero con el filtro de moda. Y entonces, claro, se produce una distorsión, porque si tú estás seis horas o siete horas en una red social en la que estás utilizando un filtro cuando tú te ves por la noche o cuando tú te ves por la mañana, ni siquiera te reconoces. Porque al final, claro, hay una distorsión enorme entre lo que es tu imagen y la imagen que ves cada día, y con lo cual esa gestión es muy importante volver a recuperarla, volver a… volver a entender qué es la vida virtual, que es la vida real y qué importancia tiene una y otra. El otro día nos preguntaban, ¿cómo es la diferencia de los vínculos sociales que se generan en realidad y en una red social? Y yo siempre pongo el mismo ejemplo que la diferencia, claro que se generan vínculos emocionales en una red social, son los menos, pero se generan. Pero en general la diferencia es.. todos lo hemos vivido… cuántos de nosotros no hemos cogido un WhatsApp o cualquiera de las redes sociales de turno y hemos escrito jajaja y ni siquiera estamos sonriendo. Esa es la gran diferencia entre el mundo virtual y el mundo presencial.

11:47 Presentadora Muchas veces la gente busca la aprobación de los demás imitando lo que ve, ¿no? Publicando un contenido que sabe que gusta y ocultando otro.

11:57 Margarita Álvarez Bueno, yo creo que siempre el ser humano necesita sentirse parte de un grupo y se necesita sentirse y a ser posible, líder de ese grupo. Y unas veces lo consigues de una manera y otras veces lo consigues de otra. Y en este caso, y por ejemplo en las redes sociales, el liderazgo viene de la imagen, que es lo que enseñas, lo que muestras y eso es lo que ha conseguido que en un 80% o en un 85% el contenido de esas redes sea puro… puro aparentar pura, pura imagen. Yo creo que de todas formas es verdad que soy optimista, pero yo creo que habrá un efecto péndulo. Yo creo que habrá un momento en el que incluso esos efectos se irán corrigiendo. Cada vez vas teniendo más contenidos formativos, cada vez vas teniendo más contenidos entretenidos. No son incompatibles. Pero personas que te cuentan sobre su área, sobre su profesión, sobre temas que nos interesan a todos y creo que se irá corrigiendo un poco ese efecto de que todo sea postureo o de que todo sea imagen. Yo creo que tenemos que ser conscientes porque al final tu realidad y la realidad de la gente a la que estás viendo no es esa. Y eso es muy importante. Que preadolescentes y adolescentes entiendan ese concepto es lo que les ayuda a gestionar y a manejarse en esas redes.

13:09 Presentadora Y más allá de ese entretenimiento, de mostrar felicidad perpetua, con todo perfecto… ¿Se puede aprender más de las redes?

13:16 Margarita Álvarez Bueno, yo espero que se pueda aprender algo más. Yo espero y además creo que cada vez, lo decía antes, yo creo que cada vez hay más gente sensibilizada con que esto no puede ir solo de demostrar la nada, de mostrar postureo. Yo creo que esto va cada vez más de contenido y creo que además el usuario cada vez demanda más contenidos que aporten algo. Y esto creo que va a ser una tendencia que va a ir creciendo porque lo otro no te aporta nada. Lo otro, lo que decíamos antes, te reduce la autoestima, te genera ansiedad, te genera momentos en los que dices oye, pero entonces lo que yo vivo ¿qué es? Y yo creo que esto se irá corrigiendo con el tiempo, seguro.

13:54 Presentadora También hay gente, y cada vez más, que demanda naturalidad. Personas que buscan un contenido menos edulcorado, digamos.

14:01 Margarita Álvarez Bueno, es que de hecho ya hay movimientos con hashtag incluido que es sin filtros, que es sin maquillaje, que es al natural, que es… ¿Por qué? Porque nos hemos, lo que decíamos antes del efecto péndulo, nos hemos ido hacia un extremo y creo que volveremos a corregir un poco. No llegaremos a donde estábamos, pero sí que corregiremos un poco. Con lo cual, esa demanda de naturalidad, de autenticidad, cada vez va a ir a más.

14:29 Presentadora ¿Sería sano que los influencers que solo publican bajo el hashtag “felicidad”, mostrasen la otra cara de la moneda?

14:35 Margarita Álvarez Yo creo que más que mostrar la felicidad o la infelicidad es mostrar la naturalidad. Yo creo que la vida de todo el mundo tiene sus picos, sus valles, sus momentos buenos, sus momentos malos. De hecho, se aprende mucho de que alguien te muestre un momento malo y cómo lo gestiona. Se aprende mucho de entender, mira por ejemplo, cuando hablamos con deportistas, aprendes mucho de conocer sus momentos de frustración, cómo los superan o cómo los viven. Y yo creo que eso lo vamos a tener que aprender todos los que estamos en redes sociales. Se agradece mucho que alguien te diga pues mira, fíjate, la semana pasada me pasó esto y lo he superado de esta manera, porque hay gente que tiene muchos seguidores, hay gente que tiene mucha influencia, la palabra influencer está ahí por algo y cuando tú tienes tanta influencia también adquieres una responsabilidad que es, qué quieres mostrar, qué es lo que quieres que otros aprendan de ti y cómo quieres impactar. Y eso yo creo que cada vez las personas somos más sensibles y más conscientes.

15:29 Presentadora ¿Qué deberíamos hacer entonces para protegernos mental y físicamente? Para mantener nuestro bienestar.

15:36 Margarita Álvarez Pues para proteger nuestro bienestar físico y el mental, lo que tenemos que hacer es primero entender que es un escaparate, que las redes sociales son un escaparate, que no es la vida real. Entender esa diferencia entre un mundo y el otro. Por otro lado, saber utilizarlas, saber que efectivamente se pueden generar vínculos, desde luego. De hecho, hicimos un estudio precioso hace un año y medio en el que veíamos que las personas mayores de 65 años eran las que más habían aprovechado las conexiones por redes sociales, con familiares, con amigos, con colegas, porque les había apartado del aislamiento que la edad te va provocando, con lo cual el saber utilizarlas es muy importante. Y más importante aún es saber desconectar, es saber volver al mundo real de vez en cuando. Hay otro estudio que me gusta mucho, que habla de cuando tú estás hablando con alguien, cuando tú estás comiendo o cenando con tu pareja, con tu padre, con tu madre, con tus hijos y el móvil está encima de la mesa. Aunque esté dado la vuelta, tu atención se reduce en un 60%, en un 60%. Y es muy importante empezar a entender que la persona que tienes delante es lo importante, no el objeto que tienes delante, es la persona que tienes delante. Y esa atención plena la hemos olvidado. Entonces yo creo que hay que gestionar todos estos aspectos con respecto a las redes sociales para que sean útiles, para que tengan esa utilidad que la tienen, de conexión, esa utilidad que la tienen, de aprendizaje. Pero que sea dentro de un marco razonable.

17:08 Presentadora En las escuelas e institutos, ¿hace falta educar en el uso de redes sociales?

17:12 Margarita Álvarez Yo creo que llegaremos, yo creo que llegaremos ahí. Por ahora en los colegios lo que hacemos es contarles la parte negativa que está bien, les contamos los peligros, les contamos… pero los adolescentes, los jóvenes, los preadolescentes, el peligro… Bueno, lo ven lejano, el peligro lo ven lejano porque su corteza prefrontal no está todavía preparada para entender lo que es el peligro. Pero tenemos que formarles en lo bueno y en lo malo, en las ventajas y en las desventajas para que tengan la película completa, para que ellos tomen las decisiones, para que ellos aprendan a gestionarlo. Pero es muy importante formarles. Es muy importante explicarles que la red social está diseñada para que esté cuanto más minutos mejor, y lo que hace es mandarte chutes de dopamina para que tú estés el mayor tiempo posible enganchado, pero eso te desengancha de la vida real y es muy importante cuidarla.

18:03 Presentadora También ha habido un gran salto tecnológico entre padres e hijos de distintas generaciones. Y muchos padres no han sabido educar en el manejo de las nuevas tecnologías. ¿Cómo será para los jóvenes de ahora que tengan hijos en un futuro? ¿Se mantendrá esa adicción, cambiará…?

18:21 Margarita Álvarez No, yo creo… A ver, es una adicción que ha llegado para quedarse. Lógicamente la tecnología está ahí para quedarse, las redes sociales van a evolucionar y evolucionarán cada vez más rápido, pero el concepto y el objetivo seguirá siendo el mismo. Pero es verdad que al final el que… el que tú no hayas vivido desde pequeño, el que tú hayas conocido, cuáles son los resortes que a ti te despertaba, va a ayudar mucho, claro que va a ayudar. Lo que pasa es que yo creo que ya no lo podemos dejar solo en manos de las personas que van a venir en las siguientes generaciones, sino que nosotros, los que diseñemos la tecnología, los que la adaptamos, los que la comercializamos y los que tenemos cierta influencia a día de hoy tenemos que también ponerle cierto… cierto sentido a todo lo que está ocurriendo. Yo creo que tenemos una responsabilidad todos para que esa tecnología nos ayude a crear una sociedad en la que el ser humano pueda ser un ser humano más pleno. Y eso creo que nos está faltando a día de hoy.

19:16 Presentadora Sin embargo, aunque nos estamos centrando en los aspectos negativos, también hay muchos que son positivos. ¿Qué es lo que más destacarías?

19:24 Margarita Álvarez Bueno es que al final las redes sociales y la tecnología tienen muchas ventajas. Tienen una ventaja de conexión evidente, tienen una ventaja de capacidad de llegar a lugares y sobre todo a personas que no habías llegado en años o a lugares donde no habrías podido ir. Y eso hay que ponerlo en valor. Te permite generar comunidades, te permite hacer mucho trabajo de esa red social de la que siempre hablamos que es tan importante. Por eso, esto no va de demonizar las redes sociales o de pensar si son buenas o malas. Por ejemplo, en la pandemia, en pleno confinamiento, veíamos como niños de entre 9 y 12 años, su comunicación era, por ejemplo, a través de los videojuegos, a través de los videojuegos en los que ellos interactúan. ¿Por qué un niño de nueve años no llama a otro amiguete o hace una videollamada y se preguntan qué tal va? Bueno, aquí he tenido un poco de lío hoy. No tienen ese tipo de conexión pero sí que tienen un tipo de conexión a través del juego. Entonces hay que encontrar lo que son las ventajas para limitarlo en las desventajas. Pero las redes sociales están, van a quedarse y bien utilizadas, son útiles.

20:32 Presentadora Por ejemplo, hace unos años te despedías de alguien y quizás no volvías a saber de él. Y ahora puedes mantener el contacto a diario.

20:40 Margarita Álvarez Bueno, es que al final las redes sociales y este tipo de tecnología te permite eso, te permite la comunidad, te permite generar grupos que antes era imposible, te permite encontrar gente con tus intereses en cualquier parte del mundo, te permite unir a tus compañeros de clase, te permite unir a tus compañeros o a tus vecinos de barrio, te permite llegar a mucha más gente de una manera mucho más eficiente. Y eso es cierto y bien utilizado está muy bien. Yo siempre, cuando antes contratábamos casi 100.000 personas al año y yo siempre decía, la tecnología nos tiene que ayudar a ser más humanos. Yo no puedo llamar a esas 100.000 personas, cada una de ellas antes de tener su entrevista final con un cliente. Yo no puedo llamarles a su casa y decir: Oye, Juanjo, acuérdate de que eres un crack. Oye, Pedro, acuérdate de que eres buenísimo en esto. Muchísima suerte, María mañana en la entrevista, pero la tecnología me lo permite. La tecnología sí que me permite llegar a toda esa gente. Eso es, que la tecnología esté al servicio del ser humano, eso es que la tecnología nos permita ser más humanos.

21:47 Presentadora ¿En qué dirías que se diferencian las relaciones del mundo “real” y del virtual?

21:52 Margarita Álvarez Bueno, yo creo que es que confundimos un poco lo que es un contacto o lo que es un seguidor con lo que es un amigo. Claro que puedes generar un vínculo de amistad con alguien a través de las redes, pero lo que no puedes pensar es que tus 10.000 seguidores, tus 15.000 seguidores o tus 180.000 seguidores son amigos. No son amigos, son una comunidad, pero no son amigos. Pero a lo mejor de esos 180.000 o de esos 3.000 puedes sacar relaciones que luego en la vida real efectivamente funcionen y eso es importante, pero tienes que distinguirlo, que es lo que creo que es importante, que también le enseñemos a los niños, a los jóvenes, a entender que una cosa es una comunidad virtual en la que puedes intercambiar, puedes aprender, puedes compartir, pero no son amigos. Una amistad es una cosa diferente y eso creo que también hay que sensibilizar en ese tema, pero conozco personas que o bien se han casado o se han convertido en pareja y se han casado, o que bien han forjado una amistad a largo plazo a través de una red social.

22:47 Presentadora ¿Cómo conseguimos que la tecnología sume a nuestra felicidad?

22:51 Margarita Álvarez Es que probablemente lo más útil es crear una identidad digital sana. Y para eso es muy importante que seas consciente de todo esto que hemos estado hablando ahora pero también de que se forje desde la naturalidad, desde la autenticidad. De lo que hablábamos antes, de que no sea un escaparate, de que no sea una herramienta de marketing. Porque entonces es cuando se genera esa distorsión entre lo que tú eres y lo que tú quieres ser y lo que muestras. Y eso, al final, esa incoherencia es la que genera esa ansiedad, es la que genera luego esos problemas emocionales que van más allá. Pero una identidad digital sana se forja a través de que tú compartas lo que tú eres, de que tú compartas lo que tú sabes, de que tú compartas lo que tú conoces. Pero desde esa autenticidad y esa parte es muy importante.

23:35 Presentadora Y para que no reste, ¿qué tendríamos que vigilar?

23:38 Margarita Álvarez Yo creo que para que no reste la tecnología, una de las cosas que tienes que saber es compensarlas, encontrar ese equilibrio entre tu vida real y la vida en las redes. La vida en las redes no puede ser diferente. Tú no puedes crearte un personaje que viva en las redes a no ser que seas consciente. Si eres consciente, no pasa nada, pero tienes que ser muy consciente. Tu vida real es la que es y las redes sociales pueden ayudarte a mejorarla. Pero no, no sirven para crearte otra identidad, porque eso es lo que emocionalmente a la larga te daña.

24:07 Presentadora La faceta laboral también influye en nuestro estado de ánimo, pero somos mucho más que profesionales de un sector: somos personas. Y esta es una realidad que a veces se nos escapa, ¿no?

24:18 Margarita Álvarez Bueno, aquí lo ideal… Yo siempre digo, una persona en la vida no puede ser feliz si no es feliz en un lugar donde pasa 1/3 de la vida. Y si contamos solo la parte de las horas despiertos, es casi la mitad de nuestra vida. Es un equilibrio que hay que mantener siempre, es un equilibrio importante. Entonces, encontrar algo en lo que efectivamente puedas continuar con esa serenidad, puedas encontrar esa paz interior y esa satisfacción, sabiendo que aquí no hay trabajos perfectos, sabiendo que aquí no hay compañías perfectas, sabiendo que todo, como en la vida, tiene sus momentos picos, sus momentos valles, sus momentos mejores y sus momentos peores pero es muy importante encontrar una estabilidad emocional en todo lo que hacemos. Y ahora en las empresas y en las organizaciones estamos empezando a entender que esa salud emocional es crítica para la cuenta de resultados, que esa salud emocional de las personas que forman la compañía es crítica para la salud empresarial y por eso cada vez se está hablando más de salud emocional y de salud mental incluso.

25:19 Presentadora ¿Le concedemos demasiada importancia al aspecto laboral?

25:22 Margarita Álvarez Bueno es que el tema de la moral tiene mucho peso. El tema laboral tiene mucho peso. Primero, por el tiempo que ocupa en nuestra vida. Segundo, porque ninguno de nosotros cuando estás en la oficina y tienes un mal día, te lo llevas a casa. Es imposible. No abres tu casa, cierras la puerta y ya está. Ya se me ha olvidado todo. Es muy difícil, no son compartimentos estancos. Entonces, igual que cuando discutes en casa, te lo llevas al trabajo. Cuando en el trabajo tienes algún problema, te lo llevas a casa. Con lo cual es muy difícil el separar los dos ámbitos, pero el trabajar en entender oye, ¿cómo puedo encontrar ese equilibrio también en el plano laboral? ¿Cómo puedo encontrar que mi satisfacción vital se corresponda con mi satisfacción laboral? Es muy importante.

26:04 Presentadora Y al revés: ¿en qué medida influye el entorno personal en nuestra felicidad?

26:09 Margarita Álvarez Bueno es que nuestra felicidad es… Las emociones son tremendamente contagiosas, las negativas y las positivas. De hecho, hay un debate sobre cuáles se contagian antes. Y es verdad que las negativas se contagian muy rápido, pero las positivas también. Con lo cual, una persona que se siente plena, que se siente a gusto, que se siente satisfecha, obviamente lo contagia su entorno, obviamente lo contagia a todas aquellas actividades que realiza, todas aquellas personas con las que se cruza. Y todos queremos estar alrededor de gente que te transmite, que te contagia, que te emociona, que te apasiona porque eso es un imán, eso es un imán fortísimo. Con lo cual, el intentar trabajar, yo muchas veces digo nos tenemos que cuestionar qué contagiamos cada día, porque cada día estamos contagiando algo, cada minuto, con cada persona que nos cruzamos, contagiamos algo y es muy importante saber qué quiero contagiar. Ser consciente de eso. Cuántos de los que estamos aquí no tenemos un jefe, una jefa, un profesor, una profesora que sí ha tenido un mal día, según entra por la puerta, ya lo sabes, que el día va a ir mal, ya lo sabes. Pero es muy importante ser consciente y es muy importante manejarlo, gestionarlo. Eso es la inteligencia emocional. La inteligencia emocional es saber gestionar mis emociones, no solo para que mi estado emocional mejore, no solo para alcanzar un mejor, una mejor salud emocional, sino para que los demás también puedan alcanzarlo.

27:35 Presentadora Nuestro lema es que cuando conectamos, somos capaces de hacer cosas increíbles. ¿Esa conexión también está relacionada con la felicidad?

27:44 Margarita Álvarez Absolutamente. Mira, el estudio más largo que se ha hecho nunca sobre felicidad ha sido… lo llevó a cabo la Universidad de Harvard. 70 años de estudio, más de 800 participantes y la principal conclusión del estudio es que las personas somos más felices. Independientemente del sexo, de la edad, del perfil sociocultural. Somos más felices según la calidad, que no la cantidad, la calidad de nuestras relaciones, con lo cual las conexiones son absolutamente fundamentales. Los seres humanos somos sociales por naturaleza. Esos vínculos los necesitamos, los necesitamos en la vida personal y también en la vida profesional. Por eso también en las empresas hay que cuidarlos. En este momento, por ejemplo, del teletrabajo, yo insisto mucho en que cuidemos esos momentos de relación, de reconocimiento, de cariño, porque ese roce es lo que genera el enganche emocional con el equipo, con la marca, con la organización. Entonces, esas conexiones son fundamentales. De eso es de lo que nos nutrimos emocionalmente los seres humanos.

28:47 Presentadora Ya sea como individuos o como sociedad, ¿qué habría que hacer para construir un mundo digital que mantenga nuestro bienestar?

28:55 Margarita Álvarez Pues yo creo que aprender para qué utilizarlos y cómo utilizarlos. Yo creo que para, para, para ser más conscientes y para aprovechar todas las ventajas de ese mundo digital, lo más útil es entender en qué me pueden ayudar. Yo en esto, mira, yo, hay una cosa que siempre he visto en las empresas, en las organizaciones, sobre todo al comienzo de la digitalización, es que de repente las organizaciones nos volvimos locos, ¿no? Oye se ha puesto de moda digitalizar pues que vengan unos señores de negro con unos maletines y que nos digitalicen y se marchan y ya está, yo ya estoy digitalizado y esto no funciona así, ni a nivel organización ni a nivel personal. Esto funciona pensando en, oye qué quiero ser de mayor como organización y como individuo. ¿Yo qué quiero ser de mayor? ¿Yo qué quiero ser dentro de cinco años? ¿Yo cómo quiero ser dentro de cinco años? Y a partir de ahí, ¿qué me puede ayudar? y ¿qué me puede ayudar en el mundo virtual? Y ¿qué me puede ayudar en el mundo presencial? Pero son herramientas. Entonces, cuando lo convertimos en un fin es cuando no nos ayudan, cuando restan, pero son medios, son herramientas que podemos aprovechar. No, mira, yo sé que dentro de tres años me encantaría haber aprendido más sobre la capacidad que tienen las neuronas de no degenerarse. Pues hoy en día la tecnología me permite, la digitalización me permite aprender de los mejores neurocientíficos del mundo. Entonces eso es lo que nos ayuda a ser un individuo mejor, una organización más fuerte y una sociedad más preparada.

30:20 Presentadora A esos padres o profesores preocupados por los peligros de las redes y la tecnología, ¿qué les dirías?

30:27 Margarita Álvarez Pues yo creo que esto va de formación y de educación. Yo creo que es un peligro más en los que hay que formar a los chavales. Antes la vida era más sencilla en cuanto a esa formación de oye, cuidado al cruzar la calle o no hables con extraños. Y ahora el mundo es más complejo de lo que era antes. Pero los principios son los mismos. Yo, por ejemplo, a mis tres hijos les digo muchas veces en una red social nunca cuelgues algo que no harías abriendo la puerta de casa y en el portal porque entonces es que no lo quieres hacer. Entonces el formar en esa complejidad. Bueno, pues eso es lo que tenemos que hacer, el mostrarles… claro que las redes sociales van a seguir ahí. Claro que los peligros van a seguir ahí. Lo que hay que dejar ese poso para que ellos sepan distinguir en qué les puede beneficiar y qué es un peligro para ellos. Pero es un trabajo a medio plazo, es un trabajo a medio y a largo plazo. Entonces, no podemos demonizarlas, no podemos decirle a un niño, no puedes utilizar las redes sociales hasta los 17 años si él no quiere, porque le aislamos en cierta manera. Entonces, el que ellos sean los que en cierta manera también aprendan qué peligros encuentro aquí, pero qué ventajas puedo disfrutar si las utilizo bien. Yo creo que es lo más útil y desde luego darles ejemplo, porque probablemente somos los peores. Cuántos de los padres no estamos cenando con ellos, o hablando con ellos, o leyéndoles un cuento que me ha llegado a pasar a mí mientras chequeo el mail o mientras miro a ver si tengo alguna cosa nueva. Entonces yo creo que también el ejemplo es muy importante. Y a nuestras generaciones, a las generaciones de padres también esto nos ha pillado, nos ha arrasado o nos ha pasado por encima. Entonces el que sea una novedad, porque esto lleva mucho menos tiempo de lo que pensamos, parece que lleva toda la vida. Pero esto es una novedad, esto es una novedad que nos ha pasado por encima a todos. El que todos aprendamos a manejarlo y a gestionarlo a las generaciones que vienen también les va a ayudar mucho.

32:17 Presentadora Y en lugar de los padres y profesores, a los jóvenes, ¿qué mensaje les mandarías?

32:22 Margarita Álvarez Pues les diría sentido común, les diría que utilicen el máximo de sentido común, que vayan analizando, que no copien, que no piensen que me tengo que parecer a o me tengo que parecerá a, que piensen ellos qué es lo que les puede aportar o no las cosas que hacen o las cosas que no hacen. Y luego hay algo en lo que hay que sensibilizarles mucho, que es esa huella que dejamos. Es muy difícil por lo que hablábamos antes, porque a una persona de 14 o de 15 años hablarles de dentro de diez años te vas a arrepentir es muy difícil concienciarles de eso. Pero es verdad que con ejemplos, con historias reales, con casos que ocurren cada día, tanto buenos como malos, les vamos mostrando un camino, les vamos enseñando. Oye., ¿sabes que esta persona…? Mira lo que ha utilizado. Mira qué bien. Mira qué bien le ha funcionado. Le ha funcionado estupendamente, pero bien utilizado y al contrario. Oye, mira lo que ha ocurrido. Una persona que hace tres años hizo no sé qué y mira lo que ocurre. Pero el ponerles ejemplos, el contar historias al ser humano nos encantan las historias y aprendemos mucho con la emoción. Entonces, el trabajar con estas edades, con los hijos, las emociones, la parte más emocional y la parte más enriquecedora de lo que les puede sumar es muy importante también.

33:30 Presentadora Y por último, a todos nuestros oyentes, ¿les dejarías alguna reflexión a propósito de la felicidad?

33:36 Margarita Álvarez Bueno, yo creo que para mí la conclusión cuando hablamos de felicidad o las conclusiones, la primera es que no olvidemos que es el objetivo prioritario del ser humano. No olvidemos que cuando lo confundimos con otras cosas, cuando pensamos que es un estado en el que voy a entrar y voy a estar siempre feliz, cometemos un error enorme. Pero luego también el saber que la felicidad tiene mucho que ver con el sentido común, tiene mucho que ver con volver a los básicos, con volver a esas pequeñas cosas, a valorar, a celebrar. ¿Cuántas veces celebramos cosas que nos ocurren? Valorar lo que tenemos frente a lo que no tenemos, que nos pasamos la vida pensando en cuando llegue tal o cuando, cuando tenga no sé cuántos, pero ¿cuántas veces te paras a pensar en todo lo que tienes ahora? Y luego cuidar esas relaciones es absolutamente fundamental. Por el camino nos dejamos a mucha gente, todos los que estamos aquí por el camino, el día a día nos come, estamos muy liados y vamos dejando relaciones de amigos, relaciones de familia por el camino. Y sin embargo, cuando, cuando nos damos cuenta de que estamos acabando nuestros días, de lo que te acuerdas es de esa gente, de lo que te acuerdas es de esas cosas que no has vivido porque estabas muy ocupado buscando otras cosas. Y la felicidad va de eso, va de cuidar, de valorar esos momentos y de cuidar a esas personas.

34:54 Presentadora De todo lo que Margarita nos ha enseñado, la lección más importante es quizás la que ya sabíamos y que tanto nos cuesta ver cumplida: el objetivo del ser humano es la felicidad. Quién lo diría teniendo en cuenta la cantidad de trabas que nos ponemos, desde recursos tecnológicos que volvemos en nuestra contra hasta comparaciones traicioneras con las que nos fustigamos. Pero del mismo modo que hemos desenfocado la realidad, podemos volver a enfocarla a través de esas mismas herramientas que nos han traído hasta aquí. Redes sociales, tecnología, interacciones virtuales, contenido web… Un universo del que nutrirse, del que extraer entretenimiento, educación y valores. Margarita, un placer haberte tenido con nosotros.

35:38 Margarita Álvarez No, el placer ha sido mío y feliz de haber estado conectada durante este rato.

35:42 Presentadora Muchas gracias. Descubre estas y otras historias en nuestro podcast y síguenos en Spotify, Podimo, Apple Podcast, Google Podcast, iVoox y en mejorconectados.com. Mejor Conectados es una iniciativa de Telefónica.

Contenido relacionado
La sociedad de la nieve
Daniel, Eduardo y Nando